jueves, noviembre 02, 2006

Una llamada


Últimamente me sorprende que la gente me diga que es agradable llamarme porque siempre contesto. A mi me sorprende, porque creo que cuando el teléfono suena hay que cogerlo. Es más, si en una película (o en la vida real) suena un teléfono siempre me pongo un poco nervioso cuando no lo cogen y encima cuento los tonos que lleva. Me pone muy nervioso que no se coja el teléfono.

Hombre eso sí, si viene mal o no quieres hablar pues paso, le pongo el mute (gran botón si señor) y ya llamaré (menos a mamá, y a la gente que sabe que no la voy a contestar). Por lo demás si veo una perdida pues luego llamo yo. Hombre he de reconocer que soy un poco enfermo mental y con el contrato no me importa una mierda el gastarme el dinero para llamar si me han llamado. Creo que me puede una mezcla de curiosidad y educación. Entiendo que la gente no devuelva la llamada porque no se quiere gastar pelas, pero creo que es más "el detalle".

Luego te dicen que les gusta llamarte porque tú al menos contestas siempre; y yo pongo cara de extrañado y digo,¿ pero eso no lo hace todo el mundo? Pues debe ser que no...

Hasta la vista perdida del espacio

2 Comments:

Anonymous on said...

Error... si contestas, te seguirán llamando.

04 noviembre, 2006 03:41  
Blogger Bambú said...

Que no te mientan!mola llamarte porque mola tu voz ;-) a ver si me devuelven la linea telefónica (que la tengo cortada por morosa) y te cae una llamadita de esas que espero contestes. Un besazo*

05 noviembre, 2006 04:49  

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com